martes, 19 de abril de 2011

Como conocí a vuestra tita

Aquel era uno de esos días en los que me moría por llegar a casa, quitarme los zapatos, enfundarme en mi pijama  y estar con mis hijos. La mañana había sido agotadora, los niños a veces eran capaces de succionarte toda tu energía y eso que adoraba mi trabajo.
Sara, la pequeña, se lanzó a mis brazos en cuanto anuncié que ya estaba en casa y Dani, mi hijo mayor se acercó después a darme un beso. Como todos los días nos sentamos en el sofá a que cada uno me contase que había hecho durante el día. Sara estaba emocionada, porque habían ido a comer a casa de Belén, su tita, a la que tanto adoraba.

- Mami, cuéntame como os conocisteis la tita y tú.- me pidió Sara tirándome del brazo.

Yo sonreí.

-  ¿Otra vez?

-  ¡Es que nunca me canso de escuchar la historia!

Me apoyé sobre el respaldo del sofá, cerrando un momento los ojos, dejando que los recuerdos inundaran mi cabeza y sonreí inconscientemente.

-  Pues la verdad, es que  cuando nos conocimos ni siquiera nos hablábamos mucho. Ella vino nueva a nuestro grupo de amigos y nosotros, como niños infantiles que éramos, la mirábamos con desconfianza. Aunque ya sabéis como es vuestra tita, tardó menos de dos tardes en hacerse un hueco en el corazón de todos. Con su sonrisa, sus ocurrencias, sus bailes, su manera de decir las cosas, esos ojos saltones que tiene, que te hacían querer ser su amiga, estar junto a ella. Así se hizo un hueco entre nosotros, aunque yo tampoco le presté mucha atención, era una más.
  Pero el paso de tiempo hizo que coincidiéramos, que nos uniéramos muchísimo. Junto a tita Marta y tita Jany pasamos tardes increíbles y noches, y días, y estudios y momentos.
Para mí, ellas eran todo mi mundo, con ellas yo era la chica más feliz aunque de vez en cuando discutiéramos, como es normal en esas edades.
Y aunque el destino le diera una paliza y le cambiara la vida de la noche a la mañana, ella siguió adelante, porque ella es muy valiente ¿sabéis? Muy muy fuerte, salió adelante con una enorme sonrisa, sin dejar que nos preocupáramos ni un solo instante por ella, bromeando, riendo, haciendo nuestro vínculo más fuerte.
¿Y recordáis el blog del que tantas veces os hemos hablado?

- ¿Reflejos de papel?

- ¡Sí, ese! Gracias a ese pequeño rinconcito que decidimos hacer por culpa de nuestro viejo profesor de filosofía y un poco de locura, vivimos momentos tan tan especiales que mirad, se me pone una sonrisa de solo pensarlo. La cantidad de tardes que nos pasamos al teléfono, juntas, maquinando ideas imposibles, arrasando el frigorífico, fiestas de pijama con helados de chocolate y series, fotos al despertarnos, ¡la cantidad de vídeos que habremos visto juntos por youtube! ¡Nos llamábamos y le dábamos al play a la vez! Nos disfrazábamos, nos pintábamos bigotes, nos compramos con nuestros 18 años bien cumplidos muñecos de plástico a los que cuidábamos como si fueran personas.

- ¿Al pequeño Jake y al pequeño Ed?- Sara sonrió, ahora el pequeño Jake era suyo.

-  Si, a los pequeños... y aunque cuando terminamos el instituto las cosas cambiaron un poco, nos seguimos queriendo igual, intentamos llamarnos siempre que podíamos aunque ya no nos viéramos tanto. Pero eso da igual porque cuando tienes una amiga como ella las semanas sin verse se olvidan cuando encuentras una tarde y la pasáis juntas. Y aquí estamos, la dos casadas, con hijos preciosos.- le hice cosquillas a Sara.- que se quieren como si fueran primos y nosotras que nos queremos tanto como cuando teníamos diecisiete años y ¡ya tenemos hasta unas pocas arrugas! Que han sido muchos años juntas y los que nos quedan ¿verdad?

Sara me sonrió, alegre, contenta, después de volver a escuchar la historia y yo le acaricié la mejilla y deseé que encontrara a alguien así de especial, como Belén lo es para mi.


Click AQUI

¡Muchas Felicidades!

10 comentarios:

- Bella - dijo...

T^T Madre mía, qué tieeeerno. Tenéis suerte de tener esta amistad que prevalece a pesar de los años y de teneros la una a la otra (y a los pequeños). Ojalá se cumpla esta bonita historia y puedas contarle a tus hijos, como conociste a su tita :d

MUÁ

Xenia dijo...

*O* ¡Qué bonitoooo! Yo, al igual que Bella, espero que de verdad le puedas contar esta historia a tus hijos.

Felicidades Nora^^

Laura ! dijo...

Dios Elena! Que preciosidad! Te juro que estoy a punto de llorar! *-*
(También es que me has pillado en el día sensible >/////< JAjaja)

Voy a ver el vídeo :)

Y, muchas felicidades Coquetu bruhaa!

Os quiero mucho a ambas dos! :)

Smiley ;) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Smiley ;) dijo...

¡Qué tierno! Os he imaginado a las dos, casadas y con hijos, recordando vuestros momentos de locura :3

¡Un beso, y felicidades Nora! :D

Lucy dijo...

Que monaaaaaa :D ¿Le contaras a tus hijos eso? Espero que no os separeis nunca ;) y que os acordeis de este pequeño mundo loco que teneis y de sus habitantes que taaantas veces os han puesto un comentario o que os han leido :DD
Un beso

Liz dijo...

Ay pero que preciooooooosa felicitacion!!!!! oish *_* un besote!

Mina dijo...

Precioso Eileen ^3^
Te has superado un montón, y ojalá sigáis esa amistad hasta que seáis viejecitas las dos ;P

Felicidades Nora, un besazo :)

Eileen dijo...

Muchisimas gracias chicas >/////< Yo tambien espero que esto suceda en un futuro y recordando cuando escribi esto ^^

¡Me ha hecho mucha ilsuion que os gustase!
Un besazo para todas :)

Ginny dijo...

Hola, os he nominado a un meme en mi blog. Pasaos, por favor. Muchas gracias!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...