sábado, 26 de junio de 2010

Crónica de un Retrato Pintado

El miércoles pasado fue tarde de cine para Reflejos de Papel. Hacía tiempo que queríamos ver El Retrato de Dorian Gray y el día  23 se nos presentó la oportunidad así que nos fuimos con una amiga a disfrutar de un par de horas de película.
Hoy, tres días después y tras la pequeña resaca de la victoria de España frente a Chile en el estadio de futbol de Pretoria (¿no os imagináis a gladiadores luchando?) una ciudad de Sudáfrica, os cuento nuestra opiniones de la película, algunas de ella no compartidas por los otros componentes del blog, es decir, los Pequeños más mimados de toda la blogosfera como por ejemplo cuando recalcamos la sensualidad de la melena de Ben Barnes.






Bien, una trama interesante, un protagonista más que interesante y una buena ambientación ¿que más se puede pedir?
La película nos muestra una Londres oscura que nos recordó inevitablemente a la Londres aparecida en la última película de Sherlock Holmes, lo cual no nos desagradó a ninguna. Pues bien esta Londres oscura se ilumina levemente con la llegada del joven Dorian Gray, un veinteañero guapo, dulce e inocente, que ha heredado una fortuna de su abuelo y que ha pasado su adolescencia entre margaritas del campo.
Así que tenemos a un "paleto" de pueblo, guapo, difrazado de aristócrata londinense. Nuestro "paleto-de-pueblo" favorito conoce a Basil Hallward uno de los mejores pintores de Londres que se ofrece a retratarle para inmortalizar para siempre su belleza y juventud. También conoce a Lord Henry Wottom en una de las muchas fiestas sociales a las que se va acostumbrando. Lord Henry es un hombre cobarde incapaz de llevar a cabo todo lo que predica y todas las cosas que defiende y por eso hace de Dorian su discípulo mancillando su mente pura con perlitas como "No hay nada tan importante en el mundo como la juventud" o "La gente tiene miedo a vivir, pero tú, con tu cara y tu belleza, no hay nada que no puedas hacer" o la guinda del pastel "Cuando la juventud se va, se lleva a la belleza"
Por eso cuando Dorian ve lo perfecto, joven y guapo que es en el retrato dice de vender su alma si el cuadro envejeciera mientras él se mantiene eternamente joven. En este punto nosotras nos imaginábamos algún ritual satánico, un poco de sangre, velas, etc pero no, una simple frase es suficiente. Alma vendida


Moraleja; no empezar nunca una frase por "Vendería mi alma por..." o similares


Vale, hasta aqui la película es un poco lenta y pesada, pero a partir de este punto se pone de lo más interesante cuando Dorian se enamora perdidamente de una joven pelirroja, llamada Sybil Vane que no tarda en caer a sus encantos. Es aqui cuando llenamos por la mitad el cubilete extra de palomitas que hemos pedido para las babas, cuando Dorian nos muestra sus hoyuelos y media nalga en una postura no muy natural que se diga.
Dorian, lo tiene clarísimo, quiere casarse con Sybil, formar una familia y ser feliz pero sus amiguitos aristócratas no permiten que se vaya a casar con una actriz pobre y de pocamonta así que Lord Henry entra de nuevo en acción llevando por una vida que titularemos Sodoma y Gomorra. Una vida donde todo esta permitido, fumar, beber, lujuria y desenfreno por doquier. Atraído por las maravillas que le ofrece Lord Henry deja a Sybil, rota como una muñeca, y se agarra a esa nueva vida hasta con los dedos de los pies; sexo desenfrenado con hombres, mujeres, hijas, madres...


Todo esto, claro, sabiendo que es su retrato quien sufre sus excesos, deteriorándose a pasos agigantados. 
Dorian se ha convertido en un chico inocente, joven y dulce en un chico cruel, joven y depravado. 
Hasta que decidió contarle su secreto a "alguien" que no vamos a decir para no destriparlo y se ve obligado a matarlo cuando ese "alguien" cree que se ha vuelto loco, quiere romper el cuadro, y todo eso que Dorian no puede permitir.
Pero todo cambiará cuando, después de hacerse un viaje de varios años por el resto de Europa, disfrutando de la vida, decide volver a Londres, encontrase cara a cara con todos sus amiguitos envejecidos mientras él tiene el mismo rostro que cuando llegó a Londres por primera vez. Además ahora está cansado de todo lo que ha hecho, arrepentido quizás, pero sobretodo cansado, a eso hay que añadirle a la aparición de la hija de su querido amigo Lord Henry, de la cual se enamora y con la que decide sentar la cabeza. ¿Podrá hacerlo? ¿descubrirá alguien sus secreto? ¿O terminarán todos felices cual perdices?
Muchos ya sabréis el final de la historia porque el libro de Oscar Wilde es mundialmente conocido pero no voy a desvelar nada para aquellos que no lo sepan.

Vale, nuestra opinión de los actores es que han sido muy acertados.
Ben Barnes nos ha enamorado con su actuación, su pelo, sus ojos, su retrato, todo... no podían haber escogido a otro que desempeñara mejor el papel así como Colin Firth en su papel de Lord Henry, un hombre manipulador al que no le importa jugar con la mente pura de Dorian.
Los toques algo gores de algunas escenas le dan más oscuridad a la película los cuales no les quedan nada mal y las escenas de sexo dan a entender que ocurre pero sin llegar a ser desagradables u obscenas. 







Reflejos de Papel recomienda esta película
, que aunque no se ciñe a la novela en todos sus sentidos si que consigue reflejar el sentimiento que intentó transmitir Wilde y aunque en el principio se haga un poco pesada el resto del filme lo  recompensa.
de hecho a mi e gustó tanto que estoy volviendo a leerme una adaptación que me mandaron comprar en inglés en tercero de la ESO y la estoy disfrutando muchísimo más ahora que entonces.














En fin Reflejad@s, esperamos que la próxima crítica que hagamos sea de la esperada Eclipse hasta entonces deleitemonos con una imagen de nuestro nuevo amor, Ben Barnes (al cual le habréis podido ver el Las Crónicas de Narnia como Principe Caspian) y el trailer de la película.

¡Un besazo!





7 comentarios:

Mina dijo...

Yo me leí el libro el año pasado y ahora me han entrado ganas de ver la película ¬¬
besos*

Anabel Botella dijo...

He leído de todo con esta película, aunque a mí me apaetece mucho.

Niicky Gray dijo...

Leí el libro en inglés (en una de estas ediciones que te mandan en el instituto) y la verdad es que la historia me gustó bastante. La película me llama también un poco, pero soy muy poco dada al cine. Seguramente me la pille entonces cuando la saquen en DVD, y ya veré qué tal :)

Helena Psicodelic dijo...

Lo cierto es que al ver el trailer en la televisión y demás no me llamé mucho, pensé que iba a ser la típica película de miedo, sangrienta y sin pies ni cabeza, pero por lo que cuentas... veo que no es así, es más, me ha resultado más interesante de lo que creía. Eso de conseguir la juventud envejeciendo el cuadro es un poco surrealista, pero tiene un punto especial, original. Tal vez vaya a verla al cine una tarde de esas que no sabes lo que hacer.

Gracias por toda la información.
Saludos.

Eineel dijo...

Yo tengo muchas ganas de verla :D pero a este paso me voy en 5 días a Irlanda y todavía no ha llegado y me la voy a perder en el cine ¬¬

We love "paleto-de-pueblo-depravado" xD [pobre Sybil...]

anabel dijo...

Menos mal que no habéis contado el final... al paso que íbais me habéis hecho dudar.

Yo fui a verla junto a mi madre y mi hermana, y en esto que ellas querían ver otra. Pero yo "no, que tenemos que ver esta sí o sí". Total que las convencí bajo amenaza de "como no nos guste...".
Se pasaron la película entera echándome miraditas de soslayo cada vez que aparecía una escena un tanto subidita de tono, o sea se, la mayor parte de la peli.

Yo también la recomiendo. Pero eso sí, yo no iría con una persona fácil de erotizar (a falta de una palabra mejor), por muy pervertido que haya sonado eso ¬¬...

Saludos

Nessie dijo...

Me ha encantado vuestra reseña!! a mi me gustó mucha la peli, pero como adaptación de libro es un poco floja..

Besitossss

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...